La verdad es que me ha gustado bastante el colorido y el enfoque de esta foto de dos geniales tuning coches que me encontrado. En ella, un precioso Volkswagen blanco y un rugiente amarillo Seat pugnan por la competencia. Por eso he querido compartirla con vosotros:

¡A más de uno le gustaría tunear así su auto!

Un saludo!